Páginas

La puerta a la verdadera inteligencia

Si realmente quieres comprender nuestros innumerables problemas y ves la necesidad de resolverlos directamente comencemos por investigar el funcionamiento de la mente, para lo cual es fundamental indagar sobre el conocimiento.
El conocimiento es como una pequeña caja llena de todas las cosas que he experimentado, que he aprendido, que me lleva a etiquetar todo como bueno malo, correcto, incorrecto lo cual crea mi forma de interpretar las situaciones que vivo y a enjuiciarlas. Por tanto el conocimiento es memoria, es el resultado de mi experiencia, está condicionado por las influencias de mi vida, la cultura, la educación, la familia, el clima, los periódicos que leo, las noticias, estoy condicionada como socialista, nacionalista, católica, protestante, lo que sea...
¿Entonces el pensamiento qué es? El pensamiento es una respuesta de la memoria. El pensamiento es la reacción de una mente condicionada por la experiencia. Por tanto el pensamiento es parcial, es incompleto, no existe un solo pensamiento libre.
Ahora ¿Es posible empezar a descubrir una libertad que no depende del proceso del pensamiento en la cual la mente simplemente se da cuenta de todos los conflictos e influencias que inciden en ella? 
Si, se trata de un nuevo movimiento, de un nuevo factor.
Es darme cuenta completamente de mis reacciones, de mis motivos ocultos y mis respuestas condicionadas, es ver el hecho sin juicio alguno, sin opinión. En otras palabras es mirar el hecho sin pensamiento, solo sentirlo.
La mente es el movimiento del pensar pero también es ese estado en el cual puede percibir sin ninguna interferencia del pensamiento. Es un estado de investigación en el cual no existe conclusión alguna.
Es consciencia, es amor, es presencia, es SER.
Únicamente este estado de percepción puede generar un cambio radical en nuestra forma de pensar y de vivir tanto en lo personal como en lo profesional.

.
Ahí vamosss!!!

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.