Sentimientos, pensamientos y acciones que ayudan a las personas a mejorar su desempeño como seres humanos

Soy de esas personas inquietas que decido volar hacia dónde mi corazón me guía, soñar, reinventar, diseñar, crear organizaciones humanizadas, despiertas, alineadas con la naturaleza. Fuente de sabiduría y perfección y quién nos da todo el permiso de aprender e interactuar con ella.

Creo en la esencia del ser humano lleno de recursos ilimitados y un potencial inagotable, creo en la diferencia de las personas porque crea la sinergia. Creo que estamos a un clic del despertar porque es un simple cambio de foco que nos lleva a reconectarnos con nuestra naturaleza verdadera, con quien realmente somos.

Los caballos animales de una gran fuerza, que pesan entre 400 y 800kg inmersos de calma, de paz, de quietud nos pueden ayudar, facilitarnos y mostrarnos el camino. Interactuando con ellos a través de sencillos pasos te reconectas con tu humanidad, estás presente, te das cuenta de lo relevante que es conocer sus necesidades, crear un entorno participativo, saber porqué hacemos lo que hacemos, hacia dónde vamos y para qué.

En la naturaleza con los caballos, creamos un ambiente que inspira confianza dónde prefieren quedarse en lugar de marcharse. Creamos el clima apropiado para que quieran cooperar en lugar de resistirse, un lugar dónde percibes que observar es escuchar. Un lugar dónde ves que si presionas demasiado se paran o se van, un lugar dónde te das cuenta que si quieres un fiel compañero, trabajar juntos y disfrutar la imposición, la dominancia sobran y que ser honesto y transparente es fundamental.



Con pasión,
Marianne G.S.

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.