Páginas

¿QUÉ ME OCURRE A MEDIDA QUE EXPANDO LA CONCIENCIA?


Dejo de apegarme al drama, al comparar, al criticar, al juzgar, al sentirme como víctima… a medida que expando mi conciencia busco más estar en ese lugar de paz, alegría, bienestar del momento presente. Ya no quiero más drama. 
Ahora puedo ir haciendo elecciones que no vienen del intelecto o mente pensante (parte pensante del cerebro que comprende únicamente dentro de los límites de la dualidad que es la percepción del mundo compuesto por opuestos irreconciliables: bueno y malo, correcto e incorrecto, izquierda y derecha, luz y oscuridad y demás. Etiquetamos todo lo que encontramos en términos de estas divisiones, que parecen absolutas pero en realidad no lo son, son ilusorias).
Esas nuevas elecciones vienen de esa energía, de esa experiencia de conciencia plena. Lo que he notado es que al principio cuando empiezo a limpiarme a vaciarme de mis apegos, adicciones, auto sabotajes, pensamientos limitantes que provienen de mis creencias que surgen como resultado de diferentes situaciones basadas en el miedo durante mi crecimiento y que siguen repitiéndose automáticamente hasta que lo limpio o sano, voy a estar enfocándome en el drama, siendo una víctima. Lo cual es normal porque todo está grabado en mis memorias, en mis recuerdos.
Son cosas que sucedieron en mi vida y sigo volviendo a ese lugar pasado creyendo que va a volver a suceder trayéndolo y plantándolo de vuelta en este momento.
Pero una vez que me doy cuenta y no pongo mi atención allí es decir, quito mi energía de allí, la sujeción de la matrix (percepción del mundo creada por nuestros traumas y pérdidas pasadas, por el condicionamiento basado en el miedo y por las creencias y opiniones de otras personas, que en conjunto han configurado la ventana a través de la cual vemos la vida), empieza a diluirse puedo ver con mucha más claridad y me digo ahh mira esto es un drama, estoy creando otra situación que me va a causar miedo, angustia o estrés o me va a hacer sentir una de mis viejas historias tales como que no sé lo suficiente, o que no soy lo suficientemente buena, o que no voy a ser aceptada, o que no puedo confiar en la gente porque se quieren aprovechar de mi...
A medida que voy profundizando en la experiencia de conciencia, tengo algo más sólido y eso se vuelve para mí lo más importante, porque desde allí, puedo soltar mis dramas, YO SOY RESPONSABLE, puedo hacer una nueva elección. Los miedos del pasado se van disolviendo, comienzo a tener una percepción más consciente y real de mi misma y de los demás y empiezo a tener relaciones más claras, honestas y sinceras tanto conmigo misma como con los demás.

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.