Páginas

Transformando la mediocridad en excelencia en nuestro lugar de trabajo


¿Cómo podemos profundizar nuestros pequeños y grandes cambios, aplicando eso a nuestra vida, especialmente en el trabajo y nuestras relaciones allí? ¿Cómo transformar la mediocridad en esas áreas, en excelencia en acción? ¿Cuál es la base sobre la cual la mediocridad se construye?

La comodidad, la falta de apreciación, la queja constante, la falta de confianza y hasta el miedo al fracaso, son aspectos posibles de transformar cuando cambiamos internamente. Todo lo que a nuestro alrededor no nos guste, todo lo que nos moleste, es señal y reflejo de algo interno que esta resonando con eso. Pero no nos rompamos la cabeza tratando de analizar esto, ya que, paso a paso, lo iremos descubriendo.

Un aspecto que podemos desarrollar para profundizar esta transformación, tal como lo hemos compartido en otras columnas, es el ser vulnerable, sentir, ver, vernos a nosotros mismos. Tenemos la idea de que la vulnerabilidad es debilidad, y esto no es así, todo lo contrario: yace una gran fortaleza en ella.

Muchas veces me preguntan cómo, siendo vulnerable y estando enfocado en el amor-conciencia, se puede vivir en un mundo tan competitivo como la empresa, donde esa cualidad puede ser vista como debilidad. Pero los seres humanos que son transparentes e íntegros, inspiran confianza, y cuando inspiras confianza, creas alrededor tuyo a un grupo de personas en las que también puedes confiar, y así, todo comienza a florecer sobre una base sólida: la solidez que da la verdad.

La conciencia está penetrando cada aspecto de la vida, y las personas con las que trabajamos, que son con quienes pasamos la mayor parte de nuestros días, es uno de los principales. Tenemos que ser excelentes y conscientes, tenemos que tener como objetivo el dar, en lugar de tomar, tenemos que servir a la totalidad, y como consecuencia, todo evoluciona, y si todo está fluyendo en evolución, las empresas y los negocios también. Tenemos que dejar ir esa idea de que compartir la verdad o decir cómo nos sentimos no se va a ver bien ante los demás. Todos tenemos que cambiar esa idea, especialmente los jefes, pues comunicarnos con claridad hace una gran diferencia. En mi experiencia con mi equipo, fluimos y actuamos como unidad, ¡ y eso permite que siempre logremos lo que parece ser más allá de lo posible! Y es un modelo a aplicar en cualquier ámbito.

Hagamos una evaluación aquí: Veníamos hablando de la mediocridad, cuyos componentes son la falta de transparencia, la falta de integridad, la falta de verdad. Si nos enfocamos en hablar nuestra verdad en cada momento, siendo así transparentes e íntegros, ¿qué sucederá? De forma natural, el nivel de excelencia aumentará.

Podemos agregar, para profundizar la transformación que nos permite esto, que la mediocridad y la corrupción van muy de la mano, pues siempre, al transigir y disfrazar la verdad, al tomar un atajo por comodidad, al no enfrentar lo que sea que suceda, estás nutriendo la corrupción en esa área. La verdad, la transparencia, la no transigencia, estimula el brillo de la excelencia, de lo mejor de uno mismo, y por lo tanto, lo opuesto se reduce. Estos son aspectos que claramente no nos gustan en el afuera, pero es importante que encontremos estos puntos en cada uno de nosotros.

Evalúa

Cuando llegas a la oficina, a tu lugar de trabajo.

  • ¿Te enfocas primero en todo lo que no te gusta de ahí, tu atención se centra en criticar la apariencia de tus pares y jefes, en su forma de actuar y relacionarse entre sí?
  • ¿Utilizas estas historias armadas en tu fantasía para transformarlas en tema de conversación y así justificar el por qué te quejas?
  • ¿Alargas el día y pierdes tiempo con lo que te sea posible pues te molesta estar trabajando?
  • ¿Cuántas veces escondes el chat para que no se den cuenta que tu atención está en otro lugar?
  • ¿En tu mente, cuántas veces al día te dices que ojalá estuvieras en otro lugar o con otra persona? ¿Cuántas veces te vas en tus fantasías?


Estas son solamente algunas preguntas para dejar en evidencia dónde está tu energía diariamente. Tu cuerpo tal vez esté en tu puesto de trabajo, pero tu cabeza y tus sentimientos, no. Esto tal vez trae como consecuencia que te pelees con lo que sucede allí, que es el lugar donde estás en realidad. O sea el conflicto, la insatisfacción, están siendo creados en tu cabeza. Si es así, detente, enfócate en el momento presente, aquí donde tu cuerpo está, aquí donde tu respiración está sucediendo, aquí donde tu vida late.Transforma este momento integrando tu totalidad, aquí y ahora. La fatiga, el tedio, el aburrimiento, el cansancio, se disipan así, la mente se aclara y te baña una nueva energía. Eso es estar en el momento presente, y es en el momento presente donde puedes descubrir y crear lo que realmente quieres.

Cuando se te pide una tarea, ¿qué es lo primero que sientes?

  • ¿Rechazo a seguir las directivas?
  • ¿Armar excusas para posponerlo?
  • ¿Te angustias porque es algo nuevo o algo que no sabes hacer y quieres disimular?
  • ¿Pides que se lo den a otra persona porque estás ocupada con otra cosa, y esto tal vez no es verdad, pero no quieres que te carguen con más?
  • ¿Eres celoso y compites con las personas que progresan en sus trabajos, criticas como si no hubiera mérito en eso?


Con sinceridad, siente si estas acciones denotan las cualidades más elevadas de un ser humano, y sin juzgarlas con severidad, siente su limitación, e invítate a incorporar otras opciones para experimentar lo nuevo con mayor apertura.

Si fueras tu supervisora, ¿inspirarías admiración y confianza? Si te fijas en estos puntos, puedes encontrar los caminitos para pulir y mejorar todos tus aspectos.

La próxima semana seguiremos viendo situaciones que suceden en lo cotidiano. Veremos los aspectos que aportan a nuestra calidad de vida y los que no, para que cada uno pueda ir aclarando qué siente, qué sucede y cómo cambiarlo. ¿Qué les parece?

ISHA JUDD

http://www.losandes.com.ar/article/transformando-la-mediocridad-en-excelencia-en-nuestro-lugar-de-trabajo

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.