El pasado viernes organizamos (Kai Mattern y Marianne Gómez) un evento para conectar con nuestro liderazgo Innato. En plena naturaleza con 5 espléndidos caballos que nos acompañaron durante toda la mañana.

A diferencia de realizarlo en una sala, es una jornada dónde tomas contacto y se intensifican los 5 sentidos, tomando a la naturaleza y los caballos como maestros y referentes.
En contacto con la tierra, el aire, el sol, el agua, el viento y unos caballos que pesan 400kg animamos a los participantes a hacer las cosas de manera diferente, más allá de lo que estamos acostumbrados.

De una forma sencilla con pocas palabras, descubrir el potencial que todos tenemos dentro pero que normalmente no usamos o usamos poco.
Creando un ambiente amable, participativo, de igual a igual con el caballo, encontrando el equilibrio entre el dar y el recibir y que se pueda percibir el trabajo sin que parezca algo esotérico o difícil de entender.

Fue interesante ver como cada uno propuso una actividad diferente, mostrándose sensibles con los caballos.

Los caballos reflejan de manera obvia la energía de tus pensamientos y tu lenguaje corporal.
Enseñamos un sistema dónde un trabajo que haces bien, lo puedes hacer mejor todavía, haciendo consciente lo inconsciente y tomando contacto con el aquí y el ahora.

Es un entrenamiento que sorprende, te das cuenta de cosas que no esperas. Amplías la visión sobre ti mismo, el otro, el liderazgo e incorporas nuevas maneras de hacer las cosas, si así lo eliges.

Rompemos moldes, miramos los caballos, miramos la gente, decimos porque no pruebas esto o aquello, experimentando nuevas cosas, sumando a lo que ya haces, dónde no se trata de convencer sino de investigar. Encontrando un idioma que ambos entendemos (humano-caballo). Disminuyendo el pensamiento y aumentando su calidad, dónde menos es más.
Alcanzando mayor armonía y entendimiento tanto contigo mismo como con los demás.

Los participantes nos compartieron sus vivencias:

 “El viernes aprendí que, para llegar al cuello hay que ir al cuello....no quedarse en la nariz!!!!. La clave está en "visualizar" lo que quieres, escuchar al otro y tener determinación en conseguir lo que quieres”
Amaia Querejeta

"Entrar en conexión con esos increíbles animales ha sido una experiencia desconocida para mí. Sus efectos han sido sentir confianza en mí misma y sentir que entendía al animal y que el animal me entendía a mí, el mutuo respeto que se establece. Si no fue casualidad, la conexión o el poder mental es real. Es una sensación que es difícil explicar con palabras"
 Pilar Feijoo

"Aplicándolo al mundo de la empresa conectar de tu a tu en confianza. Vital ejercicio desde la experiencia con el caballo para aplicarlo al día a día. Primero alinearnos con nuestro centro para conectar con el caballo desde nuestro ser interior... una vez conectados, el caballo percibirá en qué momento de consciencia nos encontramos y desde ahí, gracias a vuestra experiencia y lectura del caballo, trabajaremos individualmente sobre cada uno de nosotros... perfecto!!!"
 Alfredo Murillo

"Mi vivencia fué estar en el ahora, envuelto en naturaleza y contactar, de tú a tú, de caballo a persona y de persona a caballo. Francos, confiando, respetando, con humildad y generosidad. Cada uno en su sitio pero valorando y aceptando al otro. Marcando el camino pero no obligando, con decisión pero compartiendo la decisión. Y disfrutando"
Enrique Bediaga

"Cuando se actúa desde la propia naturaleza, se observa, se respeta, sale tu propio yo.
Viví en lo que en este momento estoy. Permitiéndome sentir desde donde estoy con el mejor espejo delante, el caballo!!!"
Estibaliz Batiz




Que pases un agradable día,
Marianne G.S.








  COMIDA ESPECIAL DE NAVIDAD

 ¿Dónde estás… TÚ?

CONCIENCIA & CABALLOS


Queremos animarte
a un evento de alto impacto para que conectes con
 Tu Liderazgo Innato a través de nuevos enfoques 
y liderando al caballo desde diferentes posiciones para potenciar 
la escucha,  la atención plena y la presencia en ti

¿ Cómo ?

Emocionando a tu equipo con una experiencia única y reveladora
tomando los caballos y la naturaleza como maestros y referentes  
e integrando oportunamente  reflexiones de alto impacto
 y valor para vuestras vidas en lo personal y lo profesional

Trabajo con caballos



No buscamos realizar una actividad intensa si no mas bien tranquila, 
integrando el ritmo de cada uno y desarrollar el aprendizaje profundo 
a través de las respuestas de los caballos y ……
descubras que lo que buscabas en lo externo está dentro de ti

¿ Qué vas a lograr?

Identificas tu liderazgo,
verás diferentes estilosamplías tu visión 
y experimentas nuevas posibilidades de actuación
Vives lo que es liderazgo en acción y los efectos que ello tiene  
para ti mismo y para el caballo (colaborador). 

 Aporta conciencia, claridad, confianza y enfoque.
Es lúdico-formativo, efectivo e impactante!!!


Para finalizar …

Comida de navidad


Entorno

El desarrollo de la actividad  se realiza en 
 un rancho en el precioso valle de Laukiniz

Facilitadores

Marianne Gómez
Neuro-Coach Assistance with Horses 
Siempre he sentido verdadera curiosidad por saber cómo funciona la mente humana y también he tenido claro que en la naturaleza hay sabiduría y perfección.  Ambos aspectos me han llevado a explorar, profundizar y formarme en estos temas. He pasado parte de mi vida entre caballos, tengo 14 años de experiencia como directora de RRHH y en los últimos años he llevado a cabo diferentes actividades con niños, adolescentes y adultos (directivos), dirigidos al conocimiento propio. Lo que me ha acercado a las necesidades de las personas y organizaciones en el desarrollo del potencial humano. 

Kai Mattern
Human Horse Comunication 
Me gusta aprender. Me encanta conectar con las raíces. Me apasiona la sintonía con todos los seres vivos. Observo los caballos y el efecto de las acciones de un humano en los caballos para poder ofrecerles mejor comunicación, mejor trato. Nuestra energía, la idea de lo que es un caballo y hasta los propios pensamientos son factores que el caballo percibe y que determinarán su actitud, la predisposición de  cooperar o de resistirse.
Si no lo veo como un ser igual, lo siente. Si no lo respeto tal como es, lo sufre. Si no confío en el, no podrá confiar en mi.
Un caballo siempre está dispuesto a servir al humano. 
El hecho de ser un depredador, ya nos convierte en dominante y más dominancia sobra. Ya que nos apartará de la posibilidad de tener un fiel compañero, si esto es lo que buscamos.

Horario: 

            10:00 h  Trabajo con Caballos
14:00 Comida
Precio :      2.500€  Menú e IVA incluido
Máximo:   15 personas
Vestimenta: ropa cómoda
Nota: no se montan los caballos
Ultimo día para realizar la actividad: 20 de diciembre
Contacto: info@conectartecon.com       móvil: 600469083

     TE ESPERAMOS !!!!




Los pasado 6 y 7 de noviembre tuve el privilegio de ofrecer un taller para un grupo de 16 personas desempleadas entre 18 y 30 años.  Quienes han tomado parte de un programa para el empleo en escaparatismo y competencias organizado por la Cruz Roja de Bizkaia.

Tomaron la pionera iniciativa de llevar a las personas fuera del aula.  Ziortza Esesumaga formadora en competencias,  se puso en contacto conmigo. Le ofrecí un taller de alto impacto tomando los caballos y la naturaleza como maestros y referentes, en un rancho en el precioso valle de Laukiz, para que conecten son su liderazgo innato a través del autoconocimiento, expansión de la conciencia e interacción con los caballos en libertad como colofón en su preparación en competencias.



Lo importante en este taller no eran las palabras sino lo que sucedía dentro de cada uno ellos. Pudimos ver que hemos perdido la conexión de quién realmente somos, de nuestra naturaleza verdadera y ha llegado el momento de que cada uno de nosotros sea responsable por quién es y  de su propio bienestar.



Comenzamos previamente con un trabajo en sala para comprender que no somos nuestros pensamientos. Somos la conciencia que los alberga. Es una dimensión, una experiencia que va más allá del pensamiento por eso el pensamiento no lo comprende. Pero si entendemos quienes somos realmente comienza un proceso de transformación espontáneo.

Para ello profundicé en la importancia de traernos al momento presente una y otra vez (este ha de ser nuestro foco) estar en el cuerpo y sentir lo que ocurre dentro de cada uno de nosotros, permitiéndonos sentir nuestras emociones.
Ya que es la única manera de entrar en la conciencia  y reconocer todos aquellos pensamientos que nos tiran hacia abajo para poder soltarlos y dejar ir.

 El ejercicio que planteé era precisamente eso, crear un vínculo con nosotros mismos para dejar de ser dominados por el pensamiento. Se trata de poner al pensamiento a disposición de la conciencia y no al revés.

Fue un proceso gradual de amor hacia uno mismo, llevando a cabo diferentes dinámicas con los caballos. Desde crear un vínculo y confiar en nosotros hasta ver de dónde surgen nuestros miedos, afrontarlos, disolverlos y experimentar la maravilla que sucede después, porque sino confrontamos nuestros miedos no vamos a experimentar nada.
Toda experiencia es una buena experiencia y es lo que pudimos comprobar en cada actividad con los caballos; y es la manera en que pudieron ver que tras cada experiencia, te conoces a ti mismo, creces, aprendes, maduras e incluso disfrutas.
Y la vida es así, es una experiencia, así que dejemos de ser pasivos y aferrarnos a lo que conocemos y saltemos.
Y así lo hicieron cada uno de los participantes al taller.

Para ello necesitamos, amarnos sin condiciones, empujar nuestros límites, cuestionar nuestras creencias y vivir en el presente, que es para lo que hemos sido diseñados. Porque solo así podremos disfrutar la belleza que es vivir.



Fue impresionante ver como el trabajo que fuimos llevando a cabo internamente, era reflejado de una forma clara y fiel por los 5 excepcionales caballos que nos acompañaron durante todo el proceso y en plena naturaleza.

Pude apreciar la propia grandeza de cada uno de los participantes, intuyendo que atraviesan un momento difícil, pero sé que están creciendo, les veo evolucionando. No se trata de protegerles de la vida porque sería protegerles de su potencial completo,  sino enseñarles a confiar en si mismos y que se empoderen a través de su propio poder personal y en unión con los caballos es lo que pudimos experimentar y percibir.

"Como formadora en competencias para el curso me pareció muy interesante hacer una actividad al aire libre y no me ha defraudado. Primero te encuentras a  Marianne y "su equipo"(esos maravillosos caballos).
Sólo puedo decir que ha habido un antes y un después, todo lo que llevábamos trabajando 2 semanas parece que de forma mágica el interactuar con caballos lo impulsó con la fuerza de un cohete, más motivados, con confianza, con la alegría de querer ir a más en sus vidas y junto con las personas que les rodean.
Ha sido toda una experiencia y se la recomendaría a todo el mundo porque merece la pena, la energía en plena naturaleza, en un sitio con unas condiciones fantásticas y con la sabiduría de Marianne lo hace único.”

Noviembre 2017.  Ziortza Esesumaga, Co-fundadora en JanExperience


Ayer vino una mujer a una sesión de autoliderazgo asistido con caballos. Venía buscando ese estado de conexión y atención desde el que sabe que da lo mejor de sí misma, un lugar de plenitud que en alguna ocasión ya había experimentado. Así que le invité a permanecer en el mismo espacio que los caballos, simplemente estando, sin pedirles nada, sin expectativas.
Comenzó a sentirse impaciente, quería ir hacia los caballos, tocarles. Los caballos estaban atentos a nosotras sintiendo nuestro estado de ánimo, nuestra energía y percibiendo nuestro lenguaje no verbal.
Le ofrecí la posibilidad de que fueran ellos quienes se acercaran a nosotras…

Me insistía en que ellos no iban a venir, que estaban tranquilos a su aire pastando. Le animé a que permaneciera dónde estaba y que conectara con la emoción que estaba sintiendo, que pusiera la atención en esa parte de su cuerpo que notaba con mayor intensidad, permitiéndose sentir lo que estaba sintiendo, entrando en coherencia con ella misma y me dijera qué textura tiene esa emoción, qué color, olor, sabor, me comentó que la emoción se estaba disolviendo. Estaba tomando consciencia de lo que le sucedía internamente.

Se nos ha enseñado a quitar las emociones “negativas”: no llores que si no vas a parecer una chica, no te enfades, que te pones horrible, no tengas miedo tienes que ser valiente, no, no, no, no…. Pero resulta que en las emociones yace un potencial impresionante y si no te permites sentirlas, las vas guardando como pelotas bajo el agua, que antes o después saldrán a la superficie como bombas de relojería o se transforman en enfermedad.

Este es un ejercicio que te lleva a estar en el presente aquí y ahora, a que estés en el cuerpo, a conectar con tus emociones y con lo que sientes. Las emociones son el lenguaje del corazón. Se nos ha enseñado que el pensamiento es lo más importante, de hecho la mayor parte del tiempo si te fijas nos lo pasamos en la cabeza, nos identificamos con el pensamiento, creemos que somos el pensamiento, no hay una conciencia que sabe que esto es un pensamiento.

Tras realizar diferentes actividades interactuando con el caballo, fue fascinante observar en qué momentos estaba conectada consigo misma y cuando no. Cuando lo estaba se le percibía fuerte y clara por dentro, amable y firme hacia afuera; y el caballo cooperaba. Los caballos siempre están en el cuerpo, aquí y ahora, atentos tanto a lo que les ocurre internamente como con el entorno.

En cuanto gobernaba el intelecto o la mente pensante, el caballo se iba. Por supuesto, el intelecto es útil dado que nos permite funcionar en el mundo. Los problemas surgen cuando el intelecto nos controla y llegamos a identificarnos con él hasta el punto de perder de vista todo lo que está más allá de su campo de compresión.        Y claro que podemos seguir utilizando la mente muy eficazmente, ésta enseñanza lo que te muestra es que tienes la capacidad de ir más allá del pensamiento.

Y el objetivo era precisamente eso, que esta mujer, permaneciera en el presente, en coherencia con lo que sentía y entrara en ese espacio abierto de conciencia, tal como lo hace la propia naturaleza.
Porque esto es lo que te pide el caballo y es lo que ella venía buscando, conectarse con quién realmente es, con su esencia verdadera, ese estado de conexión y atención desde el cual sabe da lo mejor de sí misma. En ese espacio interno nos sentimos en dicha, en paz, libres, seguros de nosotros mismos y confiados.


Ya hay muchas personas despertando a la dimensión de lo que realmente somos, dándose cuenta que dentro de cada uno de nosotros hay un espacio mucho más profundo, que el incesante flujo de pensamientos con el que la mayoría se identifica. Es un trabajo interno. Porque si realmente queremos un cambio profundo, un cambio verdadero, hemos de comenzar por nosotros mismos. A medida que llevas a cabo ese cambio interno, automáticamente estás generando ese cambio externamente porque tu percepción cambia, tu modo de ver las cosas cambia.



“Al terminar me sentí como si hubiese corrido una maratón...exhausta y feliz.
Conectando con mi interior, con mis emociones, surgió una atención plena que englobaba tanto mi interior como el exterior (ruidos lejanos, sonidos cercanos, hojas, árboles, colores, el verde, la tierra húmeda...). 

Curiosamente fue en ese preciso momento, no antes, cuando los caballos interactuaron; hablábamos el mismo lenguaje"
Octubre 2017. Eva Rodríguez Cid. Arquitecta y asesora Passivhaus www.instagram.com/solanaarquitectura/


Marianne Gómez Schmidtke
BIOMÍMESIS


Bio quiere decir vida y mímesis significa imitar, es la nueva ciencia económica, que estudia la naturaleza como fuente de inspiración aprendizaje y creatividad para diseñar nuevas tecnologías innovadoras que nos permitan resolver los conflictos económicos y ecológicos contemporáneos. Y lo hace basándose en los modelos, sistemas, estructuras, procedimientos y procesos que emplea la naturaleza a la hora de funcionar y conservarse. En la naturaleza existe un orden perfecto en el que todo funciona de forma armónica y siguiendo una matemática precisa que no comete errores al codificar y transmitir la información necesaria para generar toda la creación. 

La naturaleza lleva a la especie humana millones de años de ventaja, por lo que en vez de tratar de superarla y dominarla es más inteligente copiarla,  imitarla o modelarla. Principalmente porque la solución de nuestros problemas ecológicos y conductuales se encuentra en la inteligencia de la naturaleza ya que es el único modo de vida cien por cien ecológico y sostenible. No genera residuos ni desperdicios, donde todo es biodegradable. Todo lo que forma parte de ella puede aprovecharse, reciclarse y reutilizarse, transformándolo en energía con la que nutrir y alimentar a otros ecosistemas. 

LOS CABALLOS 

El comportamiento de los caballos cuando están en su hábitat natural es un ejemplo claro de lo arriba mencionado. Entre ellos no existen relaciones interesadas, por lo que están exentos de sufrir  las consecuencias de los juegos emocionales característicos de las relaciones basadas en un  mero interés personal. Por su cabeza no pasa la idea de aprovecharse de un compañero para obtener un beneficio en particular de él. 

Carecen de juicios preestablecidos o condicionamientos impuestos, por lo que todos los caballos disfrutan de una existencia repleta de vínculos amistosos y sinceros. No ponen trabas a la hora de relacionarse con caballos ajenos a la manada o a individuos de especies diferentes a la suya y actúan siempre siendo ellos mismos, tal como marca la autenticidad de su esencia, no se protegen con falsas máscaras para evitar mostrar su vulnerabilidad. Lo que provoca que gocen del privilegio de disfrutar de la compañía de amigos de diferentes y peculiares aspectos que enriquecen con su presencia su existencia cotidiana.
Es una especie colaboradora que trabaja siempre en equipo basada en la confianza, cooperación y ayuda mutua.  Actúan de forma noble pacífica y considerada. Son muy eficaces resolviendo los problemas emocionales, ya que de otro modo no hubieran sobrevivido. 

Tienen la destreza de expresar sin reparos las emociones que van experimentando  ya sean ligeras (alegría, júbilo, felicidad)  o densas (miedo, ira, tristeza, rabia). Son muy eficaces resolviendo las diferencias. Ante cualquier desavenencia evitan el conflicto, manifiestan de inmediato su punto de vista y llegan tras un breve desacuerdo a una resolución más o menos pacífica entre las partes implicadas. Carecen de emociones no manifestadas  (bloqueos emocionales) que de estar presentes les generarían preocupaciones e inquietud interna y les impedirían sacar el máximo partido de su potencial. En sus grupos no se producen entradas y salidas de animales de forma frecuente ni asidua. Se trata de una organización social muy bien constituida en la que no existe una jerarquía marcada. No existe un líder determinado que sobresale por encima del resto de integrantes del grupo.  No les interesa por la sencilla razón que va en contra de su propia subsistencia. 

Los caballos para sobrevivir necesitan estar unidos, convivir en igualdad y no estar estructurados en un sistema de dominancia en el que solo pueden salir beneficiados los animales más fuertes o poderosos, lo cual les provocaría un alto estrés físico y emocional. Las relaciones que establecen se fundamentan en el respeto, la igualdad y la entrega desinteresada. Son claros, honestos, directos, consecuentes con lo que piensan y siempre manifiestan lo que sienten. Forjan vínculos de amistad para evolucionar, cuidarse, divertirse y potenciar mutuamente sus cualidades.  

Tienen la mente centrada en el momento presente, lo que les permite estar libres de cualquier tipo de distracción y estar plenamente conscientes de lo que sucede en su cuerpo y del entorno que les  rodea. En la naturaleza, hay abundancia y los animales saben apreciarla. Cuando estamos enfocados en el momento presente, no hay carencia y desde ahí podemos apreciar la vida y los regalos que nos brinda momento a momento.  
En resumen son grandes maestros del estado de conciencia, liderazgo y trabajo en equipo. Son presencia en acción.

EL SER HUMANO

Habitualmente está centrado en lo que le falta, de ahí surge ese sentimiento de carencia y lo que enturbia la belleza de vivir nuestra experiencia humana.  Si estás presente, si estás anclado en la conciencia, que es tu naturaleza verdadera,  en la profundidad del SER, no hay carencia, no falta nada. 

El mundo natural simplemente es. No tiene expectativas y no lucha por una meta a futuro. Recibe la vida como llega, sin cuestionamientos ni dudas. No pelea con lo que llega, sino que se abre a recibirlo tal como es y se pone en acción en caso necesario. Utiliza su energía sabiamente usándola solo cuando debe actuar o decidir. De ahí nace su poder reparador y reconfortante.  

Solo nosotros los humanos en la gran mayoría, quedamos incapacitados por el trabajo de nuestra mente. Nos perdemos entre la carga del pasado y las preocupaciones del futuro, siendo aquí y ahora donde la vida realmente está sucediendo y nos ponemos máscaras para no mostrar nuestra vulnerabilidad.  Es por ello que colaboro junto con la naturaleza y los caballos para desempeñar mi trabajo porque poder interactuar con ellos en libertad es todo un privilegio por su manera de funcionar y lo que podemos aprender junto a ellos.

En la nueva visión empresarial se está comenzando a introducir el concepto de bienestar.  Porque una persona preocupada, estresada y distraída es imposible que de lo mejor de sí en su trabajo. El estar llenos de estrés es lo que hace que enfermemos y la enfermedad es una dura maestra que nos obliga a parar y reflexionar.

BIENESTAR


Últimamente están aumentando los casos de ictus y ataque al corazón (sobre todo en personas a partir de 40 años) debido al estrés que vivimos en el trabajo. Y parece ser que los humanos lo vemos como algo natural porque todos andamos estresados, pero en realidad es demencia.



El bienestar es necesario para alcanzar realmente nuestro potencial completo.
Por tanto ha llegado el momento de pasar del “BIENTENER” al  “BIENESTAR”.

¿CÓMO SE OBTIENE EL BIENESTAR?

Tal y como lo hace la propia naturaleza. Estando en el momento presente, permaneciendo en la conciencia  y desarrollando la inteligencia emocional. Lo cual nos lleva a liberarnos de todo el estrés acumulado a lo largo de nuestra vida. A medida que vamos expandiendo la conciencia vamos dejando atrás nuestras adicciones, apegos y miedos que merman nuestra energía, creatividad, productividad y que estando atrapados en el pasado  y en el futuro es imposible reconocer y conocernos.  Porque aquello con lo que estamos conectados internamente, es lo que proyectamos afuera. Nos pasamos la vida intentando arreglar todo en el afuera y no es allí, sino dentro de cada uno de nosotros, un lugar que está lleno de miedo, que siente que no puede o se siente frustrado y que sigue estando ahí vayas dónde vayas.
Desde esa dimensión de conciencia podemos hacernos cargo de nuestro propio estado interior en lugar de estar sometidos al mundo cambiante que nos rodea. Al hacerlo aprendemos a estar en la vida con alegría y disfrutar del mundo en que vivimos, porque nuestro bienestar ya no depende del resultado de las circunstancias externas.

BIOLIDERAZGO



Es conectar con el líder que llevas dentro  y en armonía con la naturaleza. A través de la expansión de la conciencia e interactuando con  caballos. El trabajo se realiza tanto en sala como en la propia naturaleza.



Es todo un sistema que te permite, estar más en el ahora, anclarte en la conciencia y desde ahí dar tu máximo potencial, aumentar tu productividad y creatividad, gestionar tus emociones, cultivar el SER y tener  relaciones más sanas tanto contigo mismo como con los demás. Aprenderás a amarte en un nivel más profundo, más allá de tus logros externos y a enfrentar los desafíos de la vida con serenidad, eficacia y satisfacción. Reduciendo el estrés y mejorando tu calidad de vida.


Hemos pasado por la era de piedra, la era agraria, la era industrial, la era de la información y el conocimiento y nos dirigimos hacia una nueva era: la era de la conciencia y el bienestar

Bibliografía empleada: “Qué harías si no tuvieras miedo”,  de Borja Vilaseca, “Si el humano supiera”, de Marga Navarro y  “ Sobre las nubes” de Isha Judd.

Marianne Gómez Schmidtke