Páginas

¿EXIGENCIA O EXCELENCIA?

La Exigencia es miedo, está entrenada para obtener, siempre con objetivos, centrada en resultados.
Nunca es suficiente y siempre es mejorable. Vive con estrés, ansiedad y crítica constante.                            
Nunca es feliz porque cree que la felicidad está en el futuro.

La Excelencia es conciencia, está centrada en el presente. Es dar, es contribuir, es transparente, dice la verdad, se quita las máscaras, es vulnerable, da lo mejor de sí. Vive en dicha, enfocada y como consecuencia los resultados llegan por sí mismos.

¿Y YO?
Si estoy desde la autocrítica, la obsesión, el miedo, la ansiedad, los logros, los juicios, buscando la aprobación y me digo constantemente: voy demasiado lenta, pierdo el tiempo en cosas banales, lo tendría que haber hecho de esta u otra manera, qué van a pensar de mi… Siempre centrada en resultados, sufriendo con lo que pueda pasar en el futuro y viendo la manera de tomar en lugar de dar, no disfruto conmigo y no creo ser buena en lo que hago, pienso que todo lo demás es mejor. La dicha que obtengo está basada en el logro y la aprobación.
Esto no funciona, esto es exigencia.

A los humanos nos encantan los objetivos y eso está bien, ahora lo que sucede, es que lo más importante es el camino hacia eso. Si estoy disfrutando en cada momento de él y estoy presente en cada momento, conectada con la conciencia, entonces tengo algo valioso porque tengo paz y felicidad en este momento y esto es lo verdaderamente importante. Desde aquí me voy queriendo más a mí misma, quiero ser lo mejor de mí, disfruto creando, dando, siendo excelente.  Soy clara, digo la verdad de lo que siento y hago las cosas lo mejor que sé.
Dándome cuenta que la felicidad es ahora no en el momento futuro.    
Esto funciona, esto es excelencia.

EN EL MUNDO DE LA EMPRESA
Es igual de válido. Cualquier grupo enfocado en la conciencia experimentará una gran sinergia y unidad.  
Y no es fácil porque se nos enseñó justo lo contrario, porque tenemos todas esas estructuras y programas que nos están diciendo protégete,  desconfía, no seas transparente, no pierdas el control, no te quites las máscaras, no te muestres vulnerable y enfocados en el logro, lo cual está basado en miedo y es lo que nos impide conectarnos con nuestra abundancia interna, con nuestra naturaleza verdadera y que precisamente es la que nos lleva a actuar desde la excelencia.

PREGUNTA CLAVE 
¿Estoy en el presente y desde el dar o estoy desde el miedo, la ansiedad, el tomar y los logros, centrada en el futuro?

EXPERIENCIA PRÁCTICA
La naturaleza es un gran ejemplo de excelencia, siempre está en el momento, es íntegra, abundante y da lo mejor de sí misma en todo momento, es una gran maestra por eso te animo a que interactúes con ella, en concreto con caballos, porque vas a poder visualizar y experimentar la diferencia entre exigencia y excelencia.

Que pases un amable día,

Marianne G.S.


DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.